La importancia de los informes policiales y el código de circulación como pruebas en tu accidente de tráfico

informe policia

La importancia de los informes policiales y el código de circulación como pruebas en tu accidente de tráfico

La importancia de los informes policiales y el código de circulación como pruebas en tu accidente de tráfico

Los guardarraíles y biondas, instalados en nuestras carreteras como elementos de seguridad pasiva para dividir calzadas de circulación en sentidos opuestos, así como para evitar en puntos conflictivos salidas de vía peligrosas, cumplen un importante papel en el ámbito de la protección frente a los accidentes.

Sin embargo, desde hace ya muchos años planea sobre ellos una gran polémica en relación con sus terribles efectos sobre los motoristas y ciclistas, señalándose desde múltiples colectivos y organizaciones la necesidad de su sustitución por otros de nueva generación.

En concreto el impacto por parte de estos agentes en caso de accidente contra los mismos podría provocarles graves lesiones como amputaciones, fracturas de huesos o traumatismos, pudiendo incluso derivar en su fallecimiento.

En otras ocasiones, el cuerpo de aquellos podría colarse por debajo de los mismos tras arrastrarse por el suelo, anulando su eficacia y sometiéndoles a un  terrible riesgo (podrían resultar atropellados por la circulación en el otro sentido, o bien caer por el desnivel que se veía protegido por el mismo guardarraíl).
Suponen, en definitiva, un peligro objetivo considerable para los usuarios, por lo que es deseable su cambio.
» La responsabilidad de la Administración en caso de lesiones causadas por aquellos

En diversas ocasiones se ha planteado ante los Tribunales la cuestión sobre la posible Responsabilidad Civil de la Administración por las lesiones sufridas por motoristas o ciclistas cuando éstas vinieron causadas o agravadas por esos guardarraíles y biondas.

Nuestros Jueces y Magistrados han venido entendiendo en estos casos que existe una relación directa entre el terrible diseño de esos elementos de seguridad pasiva y la magnitud de las lesiones padecidas por los aquellos.
» Un caso ilustrativo

En particular, el Tribunal Supremo manifestó ante el caso particular de un motorista que vio su pierna izquierda amputada por el borde cortante de una bionda, que su concreta lesión padecida era el resultado directo de la inacción por parte del Estado al no sustituir esos elementos por otros más seguros.

En este caso, incluso aunque el motociclista circulaba a velocidad excesiva por una autovía en correcto estado y con buena visibilidad, derivándose el accidente del patinaje de la moto, se le concedió la indemnización puesto que,de haberse dispuesto un guardarraíl de nueva generación, con materiales flexibles, el posible daño que hubiera sufrido a causa del impacto en ningún caso habría incluido la sección de su pierna.

Eso sí, el exceso de velocidad al que circulaba el motorista fue empleado como motivo para reducir la cuantía a la que la Administración debería hacer frente, por entender que su accidente había sido, al menos en parte, ocasionado por su propia imprudencia en la conducción.

Aquí el Tribunal Supremo no estimó, a diferencia del Tribunal inferior, que dicha responsabilidad del motorista por su exceso de velocidad pudiera servir para eximir de culpa a la Administración.

Por el contrario, el Tribunal puso el énfasis en el hecho de que el daño procedió de la aquella, que era lacompetente a la hora de valorar las características técnicasde las vallas de la autovía, y que en general no debería permitir que materiales tan peligros y seccionantes pusieran en peligro a ningún usuario.
Así, en definitiva, se admitió su Responsabilidad patrimonial.

No hay comentarios

Añade tu comentario